105/149 es una instalación que explora la idea de lo plano, la percepción visual de lo geométrico y la relación del objeto con el espacio, entendiendo este como materia prima de la obra.

Este trabajo parte del descubrimiento fortuito de 149 troqueles sobre piezas de cartón de apariencia geométrica simple. Algo que dibuja, de manera precisa, la dicotomía entre presencia y ausencia, entre la forma y el hueco ¿Cuál sería el contenido que dibujan estos contornos? Unas piezas sencillas que, sin embargo, son capaces de relacionar la presencia de una ausencia con la ausencia de una presencia. Al tratarse de objetos producidos en serie guardan en su interior, en su propia naturaleza tautológica, algo que remite al conjunto. El gesto de la instalación revela una nueva forma en el sentido activo del formarse (L. Fabro), delimitada por el perímetro de la pared. 105 piezas geométricas se despliegan entonces  a modo de retícula; un gesto que atestigua los propios límites del espacio y exhibe la flexibilidad del material en relación con el lugar. Es en esa adaptación de la obra al espacio cuando la idea de lo plano, de lo bidimensional, entra en diálogo con la posibilidad de lo tridimensional.

La idea de enfrentarnos a una retícula remite directamente a la base, a la superficie sobre la que comenzar a trabajar. Un espacio para organizar ciertos elementos o contenidos. La trama conlleva un impulso organizador que en lugar de una ventana al mundo ofrece una ventana a la nada. Y en ese hueco se produce el encuentro con el material, en el que habría algo que ver: ¿105 qué?

 

 

 

105/149, 2016, Cartón sobre pared, 212x340 cm. Galeria L21, The envelope. Detalle